Hace especial ilusión montar y decorar la habitación de tu hijo o hija, pero a veces es difícil saber qué es lo mejor para ellos. Por nuestra parte, te contamos los mejores trucos y consejos para hacer que la decoración infantil sea la más adecuada, pero también la más bonita.
¡Si quieres empezar a decorar ya la habitación de tu hijo/a mírate estos artículos de decoración infantil tan chulos!

Decoración infantil

Hoy te contamos los mejores tips de cómo debe ser la decoración infantil para conseguir que su cuarto sea un lugar muy especial donde nuestro peque crezca feliz. ¿Empezamos? ¡Hay mucho que contar!

Si has recibido la buena noticia de que en unos meses llegará tu bebé seguro que estás deseando ponerte manos a la obra con su habitación. Pensar cómo va a ser la decoración infantil para convertirla en un lugar muy especial donde el recién nacido se sienta feliz y protegido. ¡Ya verás qué es más fácil de lo que parece!

En este artículo te damos algunas ideas de cómo decorar una habitación de bebé: qué colores van mejor, las paredes más originales y divertidas, como incluir el reciclaje en su cuarto….todo para ayudarte a crear una habitación de bebé llena de encanto y paz. ¿Vamos a verlo?

1. Escoger bien los colores

Los colores afectan a nuestro estado de ánimo. Aunque tu bebé no los perciba bien al principio, poco a poco los irá reconociendo por lo que merece la pena pensar bien que  colores vamos a emplear en su habitación.  Para una habitación infantil de un niño menor de 3 años se aconsejan tonalidades claras y relajadas si queremos potenciar una atmósfera calmada que le ayude a conciliar el sueño. ¿Vemos qué nos aporta cada color?

Empezamos con blanco y gris dos colores perfectos y en tendencia para las habitaciones de bebé. El blanco es angelical y evoca la pureza pero siempre debe venir acompañado de otros tonos más intensos que lo contrasten. El gris es un color que inspira la contemplación, y por tanto promueve el pensamiento y la emoción, como nos pasa en un día gris. Pero a la vez puede inspirar sentimientos de soledad y tristeza por lo que conviene escoger una tonalidad calidad y siempre mezclarlo con otros colores más intensos y brillantes como amarillos, naranjas o rosas. En el post sobre habitaciones infantiles en gris encontrarás muchas ideas si ese es el color elegido. Ambos van bien con los tonos madera y combinan con cualquier otro color por lo que son mis favoritos como base para la habitación del bebé.

El marrón es el color de la tierra por lo que es ideal para una habitación de bebé pero cuidado con la tonalidad. Escoge los más claros como el beige, visón o el topo como base y los más oscuros como el chocolate para alguna pincelada. El amarillo usado en tonos suaves ayuda a la concentración y a los pensamientos emotivos pero si nos pasamos puede poner nervioso a nuestro bebé. Así que escoge las tonalidades amarillas más claras y relajantes para paredes y más intensas para algunas pinceladas.

Azules y verdes son colores ideales para un bebé, nos recuerdan los espacios abiertos y naturales. El verde es calmante, sereno y el mejor color para fomentar el aprendizaje por su capacidad de fomentar la concentración. Los azules son también calmantes pero debemos tener cuidado con la tonalidad. Las más grisáceas del azul pueden provocar tristeza y tampoco conviene abusar de los tonos demasiado oscuros, escoge tonos claros y más calidos que van perfectos con blancos y grises.

Finalmente, los tonos rosas son muy femeninos pero también calmantes por lo que es un color perfecto  si tu bebé es propenso a las rabietas. Los colores más fuertes como rojo, negro, naranja intenso o violetas es mejor utilizarlos con moderación en la habitación de un bebé. Úsalos en complementos o en los textiles y aportarán mucha vida y alegría al cuarto de nuestro bebé.

2. Decoración infantil: ¡Todo en orden!

Los bebés son pequeños….pero el espacio de almacenamiento que necesitan es muy grande. Así que hazte con una buena cajonera en la que poder almacenar sus cosas. La cajonera también puede utilizarse como cambiador y así ahorrarás espacio. Y si además creas una zona especial para ella, el resultado puede ser espectacular. ¡A mí me ha encantado la imagen superior!

Y cuando crezca la cajonera seguirá teniendo mucho uso. Me encanta la idea de poner una cajonera con color, que destaque en la habitación. Aprovecha, si es posible, el espacio encima de la cajonera para poner estanterías o aprovecharlo como colgador, ¡ no te arrepentirás!

Y si tienes suficiente espacio puedes crear una zona especial para colgar la ropa de tu bebé a la vista. Su ropa es tan bonita y colorida que puede formar parte de la decoración ¿no os parece? y así la tendrás siempre a mano. Una solución divertida y decorativa. Y a vosotros , ¿qué os parece?

3. Habitaciones de bebé a la última

Una de las tendencias que llevamos viendo tiempo es la decoración natural que también se cuela en las habitaciones de bebés. Los temas naturales están a la última y encontrarás muchas opciones para la habitación del recien nacido.

Las paredes de los más pequeños se llenan de elementos relacionados con la naturaleza desde árboles a montañas, pasando por nubes o estrellas. Deja volar su imaginación dándole a sus paredes un toque muy especial con estos elementos. ¡Quedará así de bonito!

También las litografías y fotos de animales pueden ser un recurso genial para llenar la habitación de nuestro bebé de naturaleza y fomentar el amor a los animales desde bien pequeño. ¿No os parece que queda precioso? Sencillo pero efectivo y seguro que al peque le encantará cuando crezca.

Hace algún tiempo ya hablamos de los topos para decorar habitaciones infantiles. Una idea que puedes llevar tu misma a la práctica y que te quedará así de colorida y original.  O opta por paredes a dos colores, es otra de las ideas que está de plena actualidad y que puede ser la solución perfecta para una habitación de bebé. ¿Con cual te quedas?

4. Un lugar donde descansar

En la habitación del bebé pasarás muchas horas así que si dispones de espacio es una buena idea colocar una butaca o una mecedora en la que poder sentarte mientras le das de mamar o lo meces hasta que vuelve a conciliar el sueño. No hace falta que sea muy grande, puedes encontrar mecedoras de un tamaño reducido que caben en cualquier rincón.

Y si eres de las afortunadas que dispone de más espacio, escoge una butaca y crea un rincón muy especial de relajación y reposo para ti y tu pequeño. Una de las cosas más importantes con el bebé es ir creando rutinas, si incluyes el sillón o mecedora en la rutina para dormir será mucho más cómodo para ti y muy agradable para él.

5. Un techo diferente

Una apuesta original y divertida para la habitación del bebé puede ser darle importancia al techo con una decoración especial. Puedes utilizar papel de pared estampado o dibujar las constelaciones en un fondo negro. ¡Espectacular!

Pero si no quieres arriesgar tanto, los techos de madera darán mucha calidad a la habitación infantil y romperan la monotonía de todo igual, igual que los colores cálidos como amarillos o naranjas. Un techo en contraste puede ser una buena forma de romper la monotonía de una habitación en tonos neutros.

Pero también puedes usar un color llamativo o llenar su techo de estrellas, rayas, topos o cualquier diseño divertido. Mientras esté en la cuna mirará mucho hacia arriba y lo que verá seguro que le encanta. Además es una de las tendencias que viene para el hogar así que ¿porque no empezar por el cuarto del bebé?

6. Un rincón especial para jugar

Adelántate al tiempo, crea un rincón especial en su habitación donde pueda esconderse y jugar, algún día le dará mucho uso y mientras será una zona muy especial y bonita de su habitación. Los teepees o tiendas indias están de moda, puedes encontrar un montón de DIY para hacerla tu misma o comprarlas ya listas para montar.

También puedes construirle un refugio con una colchoneta y una mosquitera, solo tienes que darle un poco de color con guirnaldas y banderines y listo. O puedes recurrir a la clásica silla y mesas de juegos pero hoy en día las encontrarás con divertidos diseños y la mesa de pizarra para que puedan pintar en ella. También podemos encontrar divertidos diseños en cartón para trasladar a los más peques a mundos de fantasía.

Seguro que en cuanto empiece a crecer será su zona favorita de su cuarto.

7. Reciclaje

En mi último artículo hablaba de las paredes de palés como una idea genial para salón….pero también para la habitación del bebé. Toda una declaración de intenciones que puede quedar así de bonita. También puedes aprovechar los palés de más formas o una vieja escalera o unirte a la moda por las mesitas de tronco.

Una de las mejores ideas reciclando son sin duda los móviles para cuna de los que encontramos mil ejemplos. Solo necesitas una rama, algunos elementos decorativos que puedes comprar o fabricar tú mismo y un poco de imaginación. El resultado merece la pena, ¿a que sí? Pues ya sabes, ¿ a qué esperas?

Podéis ver más ideas de móviles en mi página de Pinterest o en el artículo sobre manualidades con ramas que publicamos hace algún tiempo. Seguro que encontráis alguna idea que os gusta en la que utilizar las ramas de árbol en la habitación del más peque de la casa. Otra idea que me ha conquistado es usarla como colgador para exponer la ropa colorida y divertida de los más peques.

Una forma de reciclar y a la vez darle un punto original y a la última a su habitación. Seguro que la habitación de tu bebé será la más molona y todo el mundo la querrá copiar.

Y hasta aquí los tips sobre la decoración infantil. Espero que os haya gustado el artículo y os haya aportado alguna idea para poner en práctica si estáis empezando a decorar la habitación del nuevo rey de la casa. Dejarnos vuestros comentarios y contarnos si usáis alguna de las ideas, ¡nos encantará saberlo! Nos leemos pronto.